¿Qué quiere decir el símbolo en el corcho de los vinos espumosos?

El secreto del tapón de corcho de los espumosos

Probablemente alguno o alguna de vosotras se haya fijado en un pequeño símbolo estampado en la base del corcho de algunos vinos espumosos. Algo que fácilmente puede pasar desapercibido o que incluso puede parecer parte de la ornamentación y presentación de la botella. Pero lo cierto es que estos símbolos siguen un código universal que expresa el método por el que se ha elaborado el vino, algo que es de especial trascendencia en los espumosos, ya que condiciona sus cualidades organolépticas.

De acuerdo a los métodos de elaboración de espumosos el método tradicional es el más valorado y se considera que es el que permite obtener los vinos de mayor calidad. Pero también es el más laborioso y caro para las bodegas, por lo que muchas de ellas deciden saltarse algún paso en la elaboración tradicional o modificarlo para poder producir una buena cantidad de vino sin comprometer los recursos de la bodega.

Os explicamos a continuación cómo son estos métodos de elaboración y cuál es el símbolo identificativo de cada uno de ellos.

 

Significado de lo símbolos en la base del corcho

Símbolos en los tapones de vinos espumosos

Estrella

Una estrella de cuatro puntas indica que el vino ha sido elaborado mediante el método tradicional (también llamado método champenoise), es decir, partiendo del vino base se lleva a cabo una segunda fermentación en botella, seguida de un periodo de reposo en rima y la fase pupitre hasta llegar al degüelle.

Éstos se consideran los espumosos de mayor calidad debido a su elaboración, ya que es la que permite obtener las burbujas más finas y los aromas más delicados (y exclusivos de este tipo de espumosos).

 

Rectángulo

Un rectángulo de 7×2 mm indica que el espumoso no ha llegado a completar todo el proceso del método tradicional. Aunque sí se ha llevado a cabo la segunda fermentación en botella, sólo ha pasado dos meses de reposo y no se ha sometido al proceso de degüelle y extracción de impurezas. Simplemente el vino se pasa a una botella nueva y se encorcha.

 

Círculo o anillo

Un círculo de 5 mm de diámetro indica que el vino se ha elaborado mediante el método transfer. De forma similar al caso anterior, aquí también se produce la segunda fermentación en botella seguida de un periodo de dos meses de reposo. Pero en este caso el espumoso se traslada a tanques presurizados donde libera impurezas (lías) antes de ser embotellado.

 

Circunferencia

Una circunferencia de 5 mm de diámetro indica que el espumoso se ha realizado por el método Granvás (también conocido como método Charmat). Esto es, llevando a cabo la fermentación en grandes tanques presurizados de dónde pasa directamente al embotellado para su comercialización.

 

Triángulo

Un triángulo equilátero de 7 mm de lado indica que es un vino gasificado, es decir, un vino originalmente tranquilo al que se le ha añadido gas carbónico de forma artificial para producir las burbujas. Es un método sencillo similar al que se utiliza para obtener otras bebidas y refrescos carbonatados.

 

Estos símbolos suelen aparecer acompañados de inscripciones con el nombre de la bodega u otros símbolos identificativos.
Los vinos espumosos más conocidos son los Cavas y Champagnes, cuyo nombre nos indica el territorio donde se elaboran y la Denominación de Origen a la que pertenecen. Así, se define al vino Cava como un vino espumoso natural, cuyo proceso de elaboración y crianza, desde la segunda fermentación hasta la eliminación de lías inclusive, transcurre en la misma botella en que se ha efectuado el tiraje.

Lo cierto es que este tipo de elaboración tradicional no es exclusiva de los Cavas catalanes o los Champagnes franceses y se utiliza también en diferentes regiones de España y el mundo.

En Galicia son muchas las bodegas que elaboran vinos espumosos siguiendo el método tradicional y realizando todas las operaciones de forma manual. Con las variedades Albariño, Treixadura y Godello los elaboradores y enólogos gallegos están demostrando su saber hacer y poniendo de manifiesto que el potencial vinícola de Galicia apenas tiene límites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*