Enclaves que no te puedes perder en tu visita al Condado do Tea

Lugares imprescindibles en el Condado del Tea

El Condado do Tea es una de las cinco subzonas de la DO Rías Baixas y está situada en torno a los fecundos valles del río Miño y de su afluente el Tea. En concreto, abarca los municipios de Crecente, Arbo, As Neves, Salvaterra, Salceda de Caselas, Ponteareas, y una parte de los municipios de Mos, Tui y A Cañiza. Se trata de la subzona más interior de las Rías Baixas, y limita por el este con la DO Ribeiro.

Además de sus paisajes de viñedos, sus singulares bodegas y sus excelsos vinos, el Condado do Tea ofrece una rica cultura gastronómica ligada al Miño y sus afluentes, especialmente a la captura de la lamprea y también de la angula. Toda la zona goza de un enorme patrimonio etnográfico, numerosos enclaves naturales y verdaderas joyas arquitectónicas medievales.
Dedicamos estas líneas a conocer el Condado do Tea a través de sus lugares más destacados y también representativos de la cultura y tradición de esta comarca.

 

Centro de interpretación del vino y de la lamprea: Arabo

museo arabo

El Museo Arabo es una visita obligada para cualquiera que desee conocer la enorme vinculación histórica de los arbenses con el vino y la lamprea. Se halla en el centro del pueblo de Arbo, al lado del parque “Carballeira de Turbela”.

El edificio consta de tres plantas con diferentes fines. En la primera se encuentra la recepción, un salón de actos y una vinoteca con varias referencias de nueve bodegas de la zona. La segunda planta consta de dos salas: una dedicada a la historia de Arbo y la otra a la historia del vino, especialmente al del Condado do Tea. Finalmente, la tercera planta está dedicada completamente a la lamprea, y en ella podremos conocer la vida de este animal tan peculiar y su importancia en la comarca a través de un vídeo interpretativo.

Los visitantes que acuden a este centro de interpretación se quedan maravillados al conocer la historia y el extenso patrimonio etnográfico de esta zona, desde los yacimientos del Homo Neandhertal, pasando por las minas de oro romanas o las tradicionales pesqueiras, hasta el nacimiento de las Denominaciones de Origen del vino de Galicia. El Museo Arabo nos regala todo esto ¡y mucho más!

 

Playa Fluvial de Sela y Ruta interpretativa de las pesqueiras

Pesqueiras de Arbo

La playa fluvial de Sela en Arbo es mucho más que un lugar formidable para un buen baño en las aguas del río Miño.

Aquí comienza una pequeña ruta interpretativa que transcurre por un sendero que visita varias pesqueiras, como la de “Puntal do Canelas” y la de “Raña de Remolinos”. Las pesqueiras son construcciones únicas, hechas de granito, empleadas desde hace milenios para la captura de la lamprea. Desde luego que estas muestras del rico patrimonio etnográfico de la región merecen una visita y, de paso, podremos disfrutar del maravilloso paisaje, la flora y la fauna de la ribera del Miño.
Además, el sendero visita un manantial de aguas mineromedicinales situado sobre una de las pesqueiras, y cuyas aguas de reconocidas propiedades se vendían en farmacias a principios del siglo XX.

Para llegar a la denominada “Ruta das Pesqueiras” debemos tomar la carretera que une Arbo con As Neves (la PO-400) y cerca del kilómetro 14, en la parroquia de Sela, tomamos un desvío, ya señalizado, que atraviesa un antiguo aserradero y una antigua fábrica de cepillos. El sendero comienza a muy pocos metros, en la zona de aparcamiento al lado del puente que que atraviesa la vía del tren.

 

Furnas de Ribadeira y Castro de Altamira

Furnas de Ribadeira

Las Furnas de Ribadeira son unas peculiares, y desconocidas, construcciones que se hallan en el interior del municipio de As Neves. Las Furnas son cuevas construidas por los antepasados nevenses que se empleaban para guardar el ganado o herramientas de labranza. Las entradas de las cuevas están reforzadas con enormes piedras de granito y algunas de ellas incluso conservan rudimentarias puertas de madera. Son en general de pequeñas dimensiones, con una longitud de 2 a 5 metros y una altura máxima de 2,5 metros. Algunas de ellas tienen el techo abovedado, mostrando un mayor cuidado cuando fueron excavadas. Incluso encontramos en la zona un precioso “peto de ánimas” labrado en piedra sobre un muro.

Además, desde la Ribadeira podremos disfrutar de vistas panorámicas del gran valle del Miño, desde As Neves hasta Tui, y admirar el paisaje de viñedos del Condado do Tea.

Para llegar aquí debemos tomar la carretera EP-4202 que va desde As Neves hasta la Autovía Rías Baixas y tomar un desvío a la derecha en la parroquia de Ribadeira que asciende unos 100 metros hasta llegar a las Furnas.

Muy cerca de aquí, a 5 minutos en coche, en la parroquia de Altamira, está el Castro de Altamira y los petroglifos de Taboexa o A Coutada, éstos últimos descubiertos recientemente tras los grandes incendios que asolaron la zona en octubre de 2017. Los tesoros hallados en el Castro de Altamira son de los más valiosos de toda Galicia, aquí se encontraron numerosas lámparas de bronce, fíbulas, varias monedas, curiosas cerámicas, figuras con la forma de cabezas de animales y un ánfora con cenizas entre otros muchos objetos. De todos ellos, el más valioso es una pequeña figura de bronce de 12 cm que representa al dios romano Mercurio y que se encuentra en el Museo Arqueológico de Pontevedra.

 

Castelo de Salvaterra

Castelo de Salvaterra

En Salvaterra de Miño encontramos este hermoso conjunto histórico de 9700 metros cuadrados que es un emblema de la localidad. Y no es para menos, el Castillo de Salvaterra goza de gran belleza arquitectónica y nos regala unas vistas realmente envidiables del valle fluvial.

Todo el conjunto es original de la Edad Media, construido entre los siglos X y XI, y sus posteriores remodelaciones. La impresionante fortaleza, que se levanta orgullosa sobre el río Miño, alberga en su interior la Casa del Conde, el Pazo de Doña Urraca y la Capilla de la Virgen de la Oliva, que se pueden visitar, siendo especialmente recomendable acudir a las “Cuevas de la reina Doña Urraca”.

 

Senda del río Tea

Río Tea

El río Tea ha marcado profundamente la historia y la cultura de toda esta comarca, tanto es así que hasta ha bautizado al Condado do Tea con su nombre. En sus apenas 50 kilómetros de longitud, este río alberga gran variedad de paisajes fluviales que lo convierten en un referente ecológico y por ello toda la ribera del Tea está considerada Zona de Especial Conservación (ZEC) por la Red Natura 2000.

El sendero del Tea transcurre pegada a la ribera del río desde Salvaterra de Miño hasta Ponteareas con una longitud de aproximadamente 15 km. En su recorrido encontraremos varias playas fluviales y también algunos puentes, siendo especialmente hermosos los puentes de origen romano “Ponte de Fillaboa” en Salvaterra y “Ponte dos Remedios” en Ponteareas.

Esta senda es un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza, y especialmente para senderistas y aficionados a la bicicleta de montaña que quieran disfrutar de una agradable jornada a orillas del Tea y bajo la sombra de sus frondosos bosques de ribera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*